Últimas noticias

BARCELONA, CIUDAD ABIERTA: DE PAKISTÁN A LA BARCELONETA

Hace 30 años que los primeros pakistaníes llegaron a Barcelona: recorrieron 6.019 Km.

Son, sólo en Barcelona y según censo de 2018, unos 38.903 los pakistaníes instalados en la ciudad; forman parte de los llamados «nuevos barceloneses» y se les atribuye ser una comunidad discreta.

Su visibilidad, a ojos de la ciudad, empezó con los «vendedores de rosas» y los «repartidores de butano». Pero, entre otros oficios, también son el tendero de la esquina o el propietario de los «bazares», con oferta de bisutería, pequeños electrodomésticos y mil cosas más, a veces, insospechadas. Sin embargo, entre los primeros en llegar, muchos tuvieron por destino la minería.

La restauración, por otra parte, ha sido y es el destino profesional de muchos de los miembros de esta comunidad: cocineros, camareros y pinches pakistaníes son habituales en los restaurantes de la ciudad.

Algunos de los establecimientos están especializados en los populosos «kebab» y, otros, en cocina específicamente pakistaní. Pero la comunidad también se ha adaptado a otras cocinas.

«Casa Jaume 1913» es, actualmente, propiedad del Sr. Shah. Él llegó a Barcelona hace más de 30 años y, desde que se instaló en la Barceloneta, se ha dedicado a la hostelería.

De talante amable y cortés, es parco en palabras y hospitalario en el gesto.

Se ha rodeado de un equipo que le acompaña, en algún caso, desde hace más de una década -además del personal que va y viene, tan común en el sector de la restauración: extranjeros de paso por Barcelona o estudiantes que buscan unos ingresos extra-.

«Casa Jaume 1913» está situada en el Passeig Joan de Borbó, uno de los frentes marítimos de la Barceloneta y vía que se caracteriza por la sucesión, casi ininterumpida, de restaurantes que, hasta un pasado todavía reciente, se caracterizaban por formar parte de la tradición culinaria barcelonesa.

Ahora, muchos de estos establecimientos tienen una oferta gastronómica diversa, pensada para el turismo que abunda en la ciudad y que, estando de paso o residiendo temporalmente en ella, se instalan en este barrio popular o lo visitan: es una de las maneras de acercarse al mar y a las playas. Parte de este público extranjero pasa por «Casa Jaume 1913».

Pero «Casa Jaume 1913» también tiene una clientela local que es fiel al establecimiento, clientes que vuelven una y otra vez al restaurante dónde el Sr. Shah les recibe conociendo sus preferencias por una mesa o por un menú determinado.

Ahora, «Casa Jaume 1913» vive un nuevo reto.

«Casa Jaume 1913» se ha propuesto seguir ofreciendo comida típica, a un precio asequible, persiguiendo mejorar cada vez más la calidad del resultado. Su objetivo: atender a los turistas, por supuesto, pero ocupar un lugar, también, en la elección de los barceloneses cuando ellos son los que visitan la Barceloneta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *